Buen regalo de Olentzero

Por ahora no reciben más que halagos y buenos presagios. Irribarria y Rezusta no quieren dejarse llevar por las adulaciones y sólo piensan en acumular las máximas victorias posibles. El próximo domingo, día de Navidad, el Astelena celebrará una de las tradicionales citas de la pelota. Este año el campeón manomanista se enfrentará a Olaizola II.

Entrada anterior
No hay dolor
Entrada siguiente
Arrasaten, Irurtzunen, Tolosan eta Eibarren jokatuko da laugarren saioa