Un día en la oficina

Iker Irribarria y Beñat Rezusta continúan con la tendencia demoledora y consiguen su primer punto de la liguilla de semifinales

Noticias de Gipuzkoa. Se descosió el partido de ayer en el Astelena de Eibar por detrás. Se le vinieron a José Javier Zabaleta los fantasmas y la labor de acoso y derribo de Iker Irribarria, que reconoció después no haberse encontrado cómodo, y un Beñat Rezusta grandilocuente. Otro día en la oficina. Una jornada más.

Leer más

Etiquetas / Etiketak: , , ,
Entrada anterior
Los favoritos no se detienen
Entrada siguiente
De amenaza a refugio