Danel Elezkano trata de restar la pelota durante un partido de la liguilla en el Labrit