“Cuando me ofrecieron debutar, no me lo creía”

Salaberria, en la final del Comarcal de Lezama

Iker Salaberria se estrena hoy en el campo profesional con la empresa ASPE en el frontón Beotibar de Tolosa

Noticias de Gipuzkoa. Iker Salaberria (Goizueta, 1999) inicia hoy una etapa nueva en su vida deportiva. Aspe requirió sus servicios para que se incorporara a su nómina de delanteros el pasado 19 de agosto. Entonces, el navarro miró el móvil y encontró dos llamadas perdidas de un número desconocido. “Cuando me ofrecieron debutar, no me lo creía”, desgrana el manista de Goizueta. La espera llega a su fin. En septiembre fue la última cita vestido de blanco del navarro. Fue en Aizarnazabal junto a Iker Mariezkurrena, enrolado en la firma Garfe. “Al final, todos los que jugamos queremos llegar al campo profesional. Desde pequeño te fijas en figuras como Aimar Olaizola o Juan Martínez de Irujo y quieres formar parte de esto. Ahora me ha tocado a mí entrar en este mundo y me toca prepararme a fondo para ello. Estoy contento”, determina el puntillero, al que le viene la pelota en el ADN: su aita, Ángel, fue juez de la Liga de Empresas y llevó la escuela del pueblo. “En Tolosa cumpliré un sueño”, remacha.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Previous Post
Helburu bera, bi abiapuntu
Next Post
Pilotalekuan dago azalpena