Hallan en el Atano lo perdido en Iruñea

Urrutikoetxea-Larunbe superan un inicio errático que los llevó a verse 18-10por detrás para sumar su primer punto del Parejas ante Altuna III-Martija

Gara. Dicen que un clavo saca otro clavo y, si el punto que a Urrutikoetxea-Aretxabaleta se les escapó en el debut del Labrit ante Olaizola II-Albisu tras ir ganando 12-20 lastró su comienzo de campeonato, el matchball que ayer lograron remontar tras verse 18-10 por detrás, con Larunbe en el lugar del de Markina-Xemein, debe suponer un arreón de la misma magnitud para la pareja vizcaina que, de paso, salvó el honor de su empresa en la primera jornada con enfrentamientos Asegarce-Aspe.

Leer más

Etiquetas / Etiketak: ,
Previous Post
Algo más que un punto
Next Post
Partida iraultzeko ahalmena