Las mariposas que aguardan en el estómago antes de la final del Parejas

Deia“Estoy seguro que el frontón Bizkaia hasta la bandera impone y quizás sí me favorece un poco que no haya público. Aún siendo peor para mí, preferiría 3.000 personas en las gradas. Me entristece que los cercanos no puedan estar aquí”, recita Jon Ander Peña. El rictus del tolosarra y el bullicio en la sala de prensa del frontón Bizkaia de Bilbao anuncian tempestad, la que provoca la final del Parejas del domingo. 

Leer más

Etiquetas / Etiketak: ,
Previous Post
Dos estilos de saque opuestos
Next Post
Inolako kexarik ez pilotekin