Olaizola: El broche a 8.616 días de pelota

Aimar Olaizola aplaude a los más de 790 aficionados que se dieron cita en el frontón del colegio de Goizueta

Aimar se retiró el sábado en Goizueta en una despedida entrañable

Diario de Navarra. Hay historias que tienen final feliz. Como la que escribió el sábado Aimar Olaizola en Goizueta, su pueblo, el día de su 42 cumpleaños. El nombre de Olaizola II cerró este sábado su trayectoria como pelotari con su victoria 831. Quizá lo de menos era llegar a 22, porque el sábado los goizuetarras, los pelotazales, la pelota en definitiva, vivió como una fiesta el final de una carrera mayúscula -23 años, 7 meses y 1 día de profesionalismo-, cuajada- 27 finales, 15 txapelas- y difícilmente repetible. Fue un cierre a la altura del protagonista. En su casa, con su gente; gratitud a raudales y con cariño, mucho cariño, de por medio.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Previous Post
Una final de la ‘jaula’ explosiva
Next Post
Ilusio eta gogo berberekin