Joseba Ezkurdia posa en una de las calles principales de Arbizu, su localidad natal