La eterna esencia de Oinatz

Bengoetxea y Aranguren han consechado un importante triunfo este sábado en Markina

Con Aranguren batió a Urruti-Imaz y enreda la clasificación

Diario de Navarra. Oinatz Bengoetxea, denostado por su empresa a la función de suplente, sigue siendo Oinatz Bengoetxea. Indiscutible es que a sus 36 años su frescura ni su chispa son la misma. Pero el leitzarra tiene ese toque, esa magia que le ha permitido ganar la triple corona, para saber llevar los partidos a su terreno, enredarlos en carambolas y en ocasiones como ayer, resolver partidos. Bengoetxea le dio a Artola-Aranguren un punto esencial después de imponerse por 22-11 a unos desdibujados Urrutikoetxea-Imaz. La victoria aprieta las cosas mucho en la parte baja de la tabla, y les deja a Artola-Aranguren con un tenteador favorable con sus compañeros de empresa de cara a situaciones futuras.

Leer más

Etiquetas / Etiketak: , , ,
Entrada anterior
Oinatz se luce para mantener la lucha
Entrada siguiente
Consolidarse en lo más alto o alcanzar la salvación