La línea de la clasificación la marcan las seis victorias

Desde que se implantó el sistema de catorce jornadas a doble vuelta en 2012, solo una vez no ha sido suficiente ese número de puntos para alcanzar la sexta plaza

El Diario Vasco. A falta de cinco jornadas por disputarse, todas las opciones están abiertas en el Campeonato de Parejas, pero la historia de la competición indica que con seis victorias basta para alcanzar la sexta plaza de esta liguilla, la última que da acceso al playoff de semifinales. Desde que Aspe y Baiko –entonces Asegarce– implantaron en 2012 un sistema de catorce jornadas a doble vuelta para resolver el primer tramo de la competición solo en una ocasión una pareja se quedó fuera de las seis primeras posiciones con seis puntos.

Leer más

Entrada anterior
Gari Fullaondo: «Los proyectos de formación para cambiar un deporte requieren no menos de cuatro años»
Entrada siguiente
La cuenta atrás de Bengoetxea
Menú