La última gran frontera

Noticias de Navarra. El Manomanista es como un cuadro de Francisco de Goya, en el que los matices negros de un cielo a punto de quebrarse marcan la diferencia. La clave en el Manomanista es una fina línea, un trazo ligero de lapicero, a vuelapluma, a ojímetro, colocada entre dos contendientes afilados hasta lo insospechado, a los que solo les falta a estas alturas romperse la crisma en un escenario tan negro como un firmamento goyesco: el frontón Bizkaia.

Leer más

Entrada anterior
Ultima parada para la Final Manomanista
Entrada siguiente
Martínez de Irujo: «El 22-1 que le gané a Aimar Olaizola ha sido el mejor partido de mi vida»

Entradas relacionadas

Los delanteros se completan

En portada
Deia.  La búsqueda duró once jornadas. El tiempo que Mikel Urrutikoetxea e Iker Irribarria tardaron en sumar su primera victoria del Masters CaixaBank. El Santi Brouard de Lekeitio les enseñó el…
Leer Más

Label guipuzcoano en las finales

En portada
Las últimas once han contado con presencia de pelotaris del territorio. Irribarria, Altuna III y Rezusta han conseguido dos títulos cada uno, mientras que Albisu y Laskurain, ya retirado, se…
Leer Más
Menú