La voluntad del diamante

Oinatz Bengoetxea tira de la hoja de ruta que le está funcionando para plantear la final del Parejas del domingo ante Irribarria-Rezusta, en la que destaca que no piensan en ningún momento en alzarse con la txapela

Deia. El consejo que doy a Mikel Larunbe es que se olvide de la txapela y que se centre en jugar un buen partido. Nada más”. La frase proviene del imaginario Oinatz Bengoetxea (Leitza, 1984), que se despega esparadrapo de la mano derecha y de la izquierda después de un entrenamiento.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
Kastarekin, arrakasta ziurra
Entrada siguiente
«Beñatek eskuinaz gehiagotan ez jotzeak harritzen nau oraindik»