Las cañas las tira Gorka Altuna

El alegiarra, primo y botillero de Jokin, es camarero en el bar Hilario, centro de la fiesta si Iñaki Artola, con el que mantiene una estrecha relación, gana la txapela

El Diario Vasco. Gane quien gane la final del Manomanista la txapela se quedará en ‘casa’. Si el músculo dorsal de Iñaki Artola lo permite, se verán las caras el domingo en el frontón Bizkaia dos buenos amigos que a base de trabajo y esfuerzo se han hecho hueco entre los mejores. Por un lado, Jokin Altuna, amezketarra y campeón en 2018; por otro, Artola, alegiarra y debutante en la cita más grande del año. Solo uno quedará en pie y reinará en la soledad del Bizkaia en una final que de momento camina sobre un alambre.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
Salaberria garaile Victorren itzulerako dema aldrebesean
Entrada siguiente
Salaberría exhibe su gen competitivo