Los pequeños detalles

Diario de Noticias. Jokin Altuna tensa la mandíbula de acero y cavila. Por delante, tres largos días, muy largos, que apuntan a una nueva final, la novena en su carrera, la sexta del Cuatro y Medio de forma consecutiva; las otras tres, por contra, son del Manomanista. En total: cuatro txapelas, dos de cada. En definitiva: un pasado de loas y récords, cuestión que no estruja el pensamiento del amezketarra.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
¿Qué pasará el domingo?
Entrada siguiente
Altuna-Laso: mismas armas, idéntica ilusión