Más mérito y juego que resultados

Darío Gómez cierra el Manomanista con cinco grandes partidos, una inoportuna derrota ante Altuna y un compromiso limitado por sus manos y sin una pizca de suerte

Darío puso punto y final el martes a su participación en el Manomanista 2022, torneo en el que tenía depositadas grandes esperanzas, pero en el que no ha tenido excesiva suerte. Una vez más, Jokin Altuna le ha marcado el ritmo y Zabaleta ha acabado por despejar las dudas. Como en las dos últimas ediciones. El pelaire anunció ayer a través de Aspe que no jugará su tercer y último partido aquejado por mal de manos. El riojano jugó tocado frente a José Javier Zabaleta en Legazpi y ha tomado esta decisión con el objetivo de recuperarse y sin olvidar que no hay nada en juego en ese compromiso, ya que está eliminado.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
Avalancha de suspensiones
Entrada siguiente
Optimismo en Aspe sobre la recuperación de Altuna III