El frontón Labrit, espectador de espectadores

Me imagino que entonces estaría yo a otras cosas, ya que no puedo recordar con la nitidez que me gustaría todo lo que ocurrió aquella primera vez, cuando de crío estuve en este frontón Labrit

Navarra.com. Era el año de 1975 y me trajo, desde Lodosa, mi tío Ángel en su flamante y recién estrenado Citroën Ami 6 Breack de color azul junto con un montón de críos y primos, algunos con pantalón corto todavía. Era la final del entonces afamado y respetado campeonato del interpueblos. Aquel año los de Lodosa nos la jugábamos contra los de Oroz-Betelu.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
Gorbeia es finalista
Entrada siguiente
Ugalde brilla con luz propia en el telonero del Aritzbatalde