Iker Irribarria se encuentra con las “dudas” del debut

Deia. “Me ha costado coger el ritmo del Manomanista y cambiar de registro. Después de tanto tiempo jugando por parejas, es difícil empezar de cero. Lo que más me cuesta es entrenar el sotamano y la colocación”, analizó ayer Iker Irribarria en la elección de material prevista para su estreno en el Manomanista del lunes en el Astelena de Eibar, donde se las verá con Iñaki Artola. No hubo problemas con el material y el zurdo seleccionó una pelota algo más “viva” que las de su adversario.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Entrada anterior
El tiempo y sus esquirlas
Entrada siguiente
Rezusta bate a Altuna y pasa a la semifinal