El trompetista y José Javier Zabaleta

El liderato se pone en juego mañana en Hendaia, en un frontón rápido, ideal para atacar y muy difícil para defender

El Diario Vasco. A Unai Laso le pararon los gendarmes en la muga y le pidieron el pasaporte Covid. El trámite no alteró el buen humor del navarro en la elección de material del frontón de Hendaia, donde mañana se pone en juego el liderato. Después de dos derrotas consecutivas, Elezkano II y Zabaleta se miden a una de las tres parejas que les persiguen a un solo punto de distancia, la que forman el de Bizkarreta y Ander Imaz. El frontón Daniel Ugarte se llenará, apenas quedan cien entradas de las 900 localidades disponibles.

Leer más

Etiquetas / Etiketak: ,
Entrada anterior
Con buen criterio
Entrada siguiente
No hay nada definitivo