Altuna, cabreado por la ausencia de mascarillas: «Ha sido una falta de respeto increíble»

Ni Laso ni Altuna habían pedido descanso, pero los organizadores les dijeron que se fueran a los vestuarios

El Correo. Empate a 19. Nervios a flor de piel. Una de las finales del Cuatro y medio más emocionantes de los últimos años y se paraba el partido. ¿Por qué? Ni Laso ni Altuna habían pedido descanso, pero los organizadores les pidieron que se fueran a los vestuarios. Los responsables fueron los asistentes de varios sectores de la grada, que estaban haciendo caso omiso de las indicaciones sanitarias. Una gran parte del público no llevaba mascarilla.

Leer más

Etiquetas / Etiketak:
Previous Post
Una llamada del Gobierno Vasco desencadena la parada de la final en el 19-19
Next Post
Intercambio de golpes