Muy guipuzcoano y de zagueros

Las cifras ayudan a escudriñar una edición del Manomanista con una confirmación sobre todas las demás y sorpresas de las que muchos dudaban

El Diario Vasco. El Manomanista avanza a mil por hora, a una velocidad de vértigo. Comenzó el 14 de mayo, hace once días, ha cruzado ya su ecuador y ocho de los doce participantes han dicho adiós a la competición. Semana y media ha bastado para romper moldes en el caso de los zagueros y para fortalecer a una generación guipuzcoana de pelotaris capaz de sobreponerse a bajas tan importantes como las de Iker Irribarria y Erik Jaka, los dos campeones precedentes.

Leer más

Etiquetas / Etiketak: , ,
Previous Post
Artola se come a un Urruti muy desdibujado
Next Post
Zaleak itzultzeak konpon dezake